No solo necesitas de la informática y la tecnología para hacer un master en administración, pues con las mismas herramientas puedes armar en casa tu propio estudio de grabación. Para quienes cuentan con inquietudes artísticas enfocadas a la música o radio, hasta hace algunos años solo era un sueño armar un estudio de grabación en casa, y por demás difícil de cumplir. Inicialmente por los altos costos que ello implicaba, los dispositivos, equipos, consolas, compresores, ecualizadores, micrófonos, instrumentos, cientos de cables y muchos otros aparatos y accesorios, los cuales resultaban lo suficientemente caros.  

En la actualidad, y de manera afortunada para los músico y los productores que se inician en este ámbito todo ha cambiado y no solo porque los fabricantes han bajado sus precios, sino porque ahora el mercado existen gran cantidad de alternativas que brindan la posibilidad de que se acerquen a los mismos resultados y sonidos altamente profesionales que tales dispositivos ofrecían, pero lo más importante quizás sea la relación coste/beneficio que se inclina a favor del músico o productor.

Tales alternativas vienen específicamente del avance digital determinado por las  tecnologías que han sido la respuesta de impulsos y emulaciones. Por otra parte, encontramos a los controladores y teclados MIDI, sin dejar a un lado las baterías electrónicas y cientos de dispositivos electrónicos que pueden comportarse, por medio de la tecnología VST, en relevantes sintetizadores, legendarias baterías e infinidad de otros instrumentos.

En nuestros días encontramos software que imitan los sonidos que son característicos de los amplificadores, los teclados, las baterías, entre otros instrumentos como los ecualizadores, consolas y demás dispositivos que se relacionan con la cadena de producción musical que posiblemente nos dejaran bastante sorprendidos, al punto de confundir al oído más avezado.

¿Qué viene a ser todo ello? 

Sabemos en muchas oportunidades no se requiere de los instrumentos y equipos en realidad y que de forma sencilla por medio de un controlador MIDI que sea de bajo coste y que cuente con un software de emulación, más una app denominada DAW, nos encontramos en las mejores condiciones de armar en casa un estudio de grabación y poder recrear las condiciones y el sonido de los mejores equipos, instrumentos y estudios de grabación de cualquier parte del mundo. 

Pero producir nuestra propia música es sin dudas lo mejor de tal situación y a costos muy bajos, incluso podría decirse que de manera gratuita, además de que será con una calidad que antes no habíamos pensado. A lo que solo basta con añadirle nuestro talento. No debemos dejar de un lado, que un estudio real de grabación requiere de Instrumentos que necesitan ser grabados, de un sistema de captación de los sonidos que emiten estos instrumentos, y finalmente de un sistema de mezcla y grabación que permita producir esa música captada para que tenga el sonido característico de una canción.

Quizás al leerlo, esto nos resulte sencillo, pero este en realidad es un delicado proceso en donde son empleados decenas de procesadores y otros elementos con precios un tanto inalcanzables como en otras épocas. Pero armar un estudio de grabación en casa ahora es posible gracias a la tecnología digital, y bastante económico.